Cuando pensamos en colocar plantas en diversos lugares, solemos cometer el error de creer que las macetas son únicamente el contenedor. Lo cierto es que además de garantizar el bienestar de nuestras plantas, las macetas nos permiten jugar con la decoración de nuestra casa, terraza o jardín.

Pero, más allá de esto, para elegir una maceta correctamente hay que tener en cuenta diferentes factores importantes que van desde su diámetro o forma, hasta el tipo de material con el que está realizada. Y es que una maceta es el hogar de una determinada planta y, por ese motivo, es importante que esté cómoda para crecer con salud.

Es así como a continuación te explicamos las ventajas y desventajas de los principales materiales que puedes encontrar:


  • Terracota o barro cocido

Ventajas:

-Es el material más clásico y el que mejor se adapta.

-Garantiza un perfecto equilibrio entre el sustrato, el aire, el agua y la planta.

-Su porosidad permite la transpiración adecuada para las raíces.

Inconvenientes:

-El barro absorbe el agua y tiene una superficie de evaporación superior a otros materiales.

-Algunos son sensibles al hielo, aunque depende de la calidad del barro y de su cocción.


  • Madera

Ventajas:

-Material natural. Ideal para recipiente de otra maceta. Es decir, una maceta dentro de otra maceta, la de madera hace sombra a la primera maceta y consecuentemente esta no se recalienta con el sol.

Inconvenientes:

-La madera se puede pudrir a no ser que se le practique un conservador especial.


  • Piedra

Ventajas:

-Material impermeable. No entra ni el frío ni el calor.

-Material de alta durabilidad.

Inconvenientes:

-Es muy pesada.


  • Plástico

Ventajas:

-No pesa y es ligero.

-Algunos recipientes de plástico imitan materiales naturales como el barro y la piedra.

-Algunas tienen pared doble para aislar la maceta del frio y el calor.

-Tienen reservas de agua debajo.

-Inalterables a las variaciones climáticas.

-Como no es un material poroso, en verano la tierra se mantiene húmeda durante más tiempo.

Inconvenientes:

-Se recalienta fácilmente con el sol.

-Necesita sustratos porosos.


Con estos consejos sencillos sabrás cómo elegir correctamente las macetas para tus plantas, lo que significará una garantía de salud para ellas y, de paso, para que puedas disfrutar de toda su belleza natural.

Elegir correctamente el material de tus macetas también le aportará algunos beneficios a tus espacios, lo que forma parte del concepto de la Experiencia Huichol. ¿Quieres renovar tus espacios agregando elementos que sean funcionales, hermosos y que te llenen de bienestar?
¡Contáctanos y te asesoraremos!