Es innegable que la mayoría de las personas encuentran más agradables los paisajes naturales en los que existen lagos, ríos o arroyos. Gracias al instinto natural, reconocemos en la presencia de agua un factor positivo para la vida y necesario para prosperar. Imagina disfrutar de esta energía en el hogar todo el tiempo. En estos casos, las fuentes de agua resultan una excelente alternativa.

Una buena fuente, además de ser estéticamente agradable, debe producir un sonido de intensidad moderada. Un sonido fuerte puede parecer atractivo al principio, pero se volverá molesto después de pocos minutos. En algunos modelos, la intensidad del sonido se puede variar acomodando las piedras en donde cae el agua o regulando la potencia de la bomba impulsora de agua.

Incluir en nuestros espacios una fuente de agua nos permitirá completar el look decorativo. Un aspecto en el que plantas, muebles confortables y el sonido del agua serán una auténtica invitación a la relajación. Esto se debe gracias a las propiedades calmantes del agua, que además nos ayuda a prepararnos para el cambio.

 

¿Qué te puede aportar?

-Al estar en circulación el agua de las fuentes, ayuda al equilibrio de las cargas iónicas del aire.

-Eleva tu estado anímico.

-Aportan sensación de frescor en tu ambiente.

 

 

Propiedades que debe cumplir

-Tener un volumen de agua suficiente.

-Un diseño agradable y que te guste.

-Producir un sonido relajante. Cuando la elijas, intenta asegurarte de que no haga ningún ruido molesto.

-No salpicar mientras está encendida.

-Debe ser decorativa.

 

 

Aunque parezca algo sin importancia, la fuente se debe colocar al Este, ya que es el punto cardinal que para que según la filosofía oriental representa un elemento de crecimiento y, por ende, prosperidad. Por lo que no es conveniente ponerla en el dormitorio, cocina, baño debajo de las escaleras, ya que puede perjudicar el descanso y la serenidad.

Al igual que lo logra una correcta iluminación, una fuente de agua puede embellecer todavía más ese lugar que consideres especial. Es una manera de dar encanto a determinadas zonas o rincones de nuestros espacios.

¿Quieres vivir la Experiencia Huichol? Se trata de encontrar el punto perfecto para la renovación de tus espacios. El resultado será un lugar en el que podrás vivir las mejores sensaciones. ¿Quieres saber más? ¡Contáctanos!