Las infusiones consisten en extraer los principios activos de una planta o fruto, y se utilizan comúnmente para aliviar algunas complicaciones. En este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo hacer infusiones en casa para obtener todas las propiedades de las plantas por ti mismo.

infusiones

Hoy en día la medicina natural sigue siendo muy utilizada, y uno de los métodos de remedios caseros que más se utilizan como medicina natural son las infusiones debido a que cada hierba contiene ciertas propiedades que la convierten en una esencia curativa para un mal particular.

Las infusiones o preparados para dormir, quemar grasa, aliviar la indigestión e incluso para controlar o combatir enfermedades son muy populares, y lo mejor es que podemos obtenerlas en casa en pocos minutos.

Aunque podemos encontrar las infusiones en bolsita preparadas en los supermercados o tiendas naturistas, y son muy prácticas, hay muchas infusiones que podemos preparar nosotros mismos en casa extrayendo directamente las propiedades de las hierbas secas o frescas. Este método tradicional resulta más eficaz para lograr extraer los principios curativos de las plantas, y es más económico.

¿Cómo preparar infusiones?

Para preparar infusiones es recomendable, en primer lugar, saber la cantidad recomendada dependiendo del peso de las plantas. Si no tienes una balanza es útil saber que 1 cucharada sopera equivale a 8 gramos.

  1. Calienta el agua en una olla hasta que llegue al punto de ebullición, y apaga el fuego inmediatamente. No dejes que siga hirviendo.
  2. Añade la planta de tu preferencia. Si usas hierba seca puedes agregar unas 6 cucharadas por cada medio litro de agua, o de 20 a 30 gramos si usas hierbas frescas.
  3. Tapa la olla y deja reposar por un período de 5 a 10 minutos.
  4. Si no has utilizado un filtro o infusor, recuerda colar la infusión y estará lista para tomar.
  5. Si no te gusta su sabor puedes endulzar preferiblemente con un poco de miel.

Puedes conservar tu infusión en la nevera o algún lugar fresco no por más de un día para que no pierdan sus efectos medicinales por evaporación.

Preparar una infusión en una taza

Si prefieres preparar una porción individual en una taza puedes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Deposita una cucharada pequeña de la planta de tu preferencia en una taza. Si se trata de hojas secas, son aproximadamente de 2 a 3 gramos. Si usas plantas frescas, la cantidad debe ser el doble.
  2. Vierte el agua recién hervida en la taza y tápala para que no se evaporen las propiedades de la planta.
  3. Deja reposar por 5 minutos.
  4. Cuélala y está lista para beber. Puedes endulzar al gusto preferiblemente con miel.

Si prefieres consumir tus infusiones heladas, solo debes dejar enfriar al aire por unos minutos posterior al reposo, para luego introducir tu preparado en la nevera. Para servirla puedes añadir hielo y un toque de limón.

tea

Propiedades más comunes de las infusiones

A continuación te mostramos una lista de las infusiones propiedades más comunes:

  • Infusiones adelgazantes.

Son aquellas que nos ayudan a perder peso o quemar grasa localizada. Las infusiones adelgazantes que puedes preparar son el té rojo, té verde y la infusión de canela.

  • Infusiones relajantes.

Se utilizan como calmantes ya que nos ayudan a estar más tranquilos, muy útiles en caso de estrés o colapsos nerviosos. Para preparar estas infusiones puedes usar plantas medicinales como lúpulo, valeriana, tila, manzanilla, eneldo, apio e hinojo.

  • Infusiones para dormir.

Facilitan el sueño y ayudan a dormir cuando sufrimos de insomnio. Puedes prepararlas con valeriana, manzanilla, toronjil, tila, amapola de California y lavanda.

  • Infusiones diuréticas.

Aquellas que favorecen la eliminación de líquido corporal para tratar la retención de líquido. Las más conocidas son la infusión de cola de caballo, alcachofa, salvia, verbena, laurel y diente de león.

¡Ya estás listo para preparar tus propias infusiones en casa con las plantas de tu preferencia! Como puedes ver, cómo hacer infusiones en casa es un proceso sencillo, sólo debes seleccionar las plantas según el efecto que desees obtener, y listo.  Consulta las 5 plantas medicinales más usadas y sus propiedades curativas para que comiences a preparar tus infusiones.

También te puede interesar: La fitoterapia con plantas medicinales

  • blogabril24_2

¿Sabes elegir las macetas para tus plantas? ¡Aprende cómo!

Cuando pensamos en colocar plantas en diversos lugares, solemos cometer el error de creer que las macetas son únicamente el contenedor. Lo cierto es que además de garantizar el bienestar de nuestras plantas, las macetas nos permiten jugar con la decoración de nuestra casa, terraza o jardín.

  • UsarFuentes

Armoniza tus espacios con una fuente de agua

Es innegable que la mayoría de las personas encuentran más agradables los paisajes naturales en los que existen lagos, ríos o arroyos. Gracias al instinto natural, reconocemos en la presencia de agua un factor positivo para la vida y necesario para prosperar. Imagina disfrutar de esta energía en el hogar todo el tiempo. En estos casos, las fuentes de agua resultan una excelente alternativa.

  • 28Nov2018Huichol

Dale calor y salud a tu cuerpo con infusiones de plantas naturales

Los típicos cambios del clima de esta temporada hacen que nos apetezca tomar bebidas calientes durante los días más fríos. Las infusiones se presentan como la opción ideal para ingerir líquidos que ayudarán a mantener hidratado nuestro cuerpo, mientras nos hacen sentir calientitos. Además, algunas plantas son perfectas para usarse contra el resfriado y los efectos de la gripa.

  • 21Nov2018Huichol

¿Sabes qué debes hacer en tu huerto en noviembre? ¡Descúbrelo!

En noviembre llegan las lluvias abundantes, desciende la temperatura y disminuyen también las horas de la luz del sol. Como el resto del jardín el huerto permanece bastante tranquilo, pero siguen estando pendientes algunos trabajos importantes, como la protección de los cultivos y su mantenimiento.

  • 14Nov2018Huichol

Renueva tu balcón en otoño… ¡No olvides las flores!

La llegada del otoño no es motivo para que dejemos de disfrutar de nuestra terraza o jardín. Se trata de adaptar las zonas exteriores de nuestra casa para poder pasar tiempo en ellas con bajas temperaturas y algunas lluvias repentinas. Cambiar algunos elementos, proteger las plantas y decorar con flores, son solo algunas variaciones que puedes hacer en este espacio.